Nokia mantiene su esperanza en la gama media con un equipo que lo representa muy bien a nivel de diseño pero que tendrá un reto al competir en el segmento.

CNN Expansión / Eréndira Reyes

La tecnológica finlandesa Nokia ha regresado al mercado de smartphones con algunas propuestas interesantes, por ejemplo el Nokia 6.2, un teléfono del que en lo personal lo que más me gustó fue el diseño y el color del equipo, un azul grisáceo, que mete a la marca en el mercado de celulares de gama media.

El equipo tiene una pantalla de 6.3 pulgada, Full HD+, que hace que la experiencia del equipo se perciba como un equipo más costoso de lo que es y creo que mucha de esta ventaja es el diseño, pues cuenta con una triple cámara que se conjuga bien y lo hace lucir bonito. Además el plus de la pantalla con tecnología PureDisplay hace que la visualización de contenido sea mucho más inmersiva, lo que le dará puntos con los fanáticos de series.

Cámara

Tiene una cámara triple trasera de 16 megapíxeles, con gran angular de 8 megapíxeles y un sensor de profundidad de 5 megapíxeles, como varios de los celulares de esta gama, la cámara tiene funciones enfocadas a tener imágenes distintas. Por ejemplo los efectos bokeh que tiene la versión clásica y un par más como el de corazón o de estrella, en especial este tipo de retratos pueden ser usados para redes sociales.

Una de las ventajas de esta gama es que la inteligencia detrás de la cámara se complementa con el microprocesador Qualcomm Snapdragon 636, pues ayuda a que las imágenes sean más nítidas. En cuanto al uso que tuve en estas semanas de prueba puedo decir que la cámara bien puede competir y ganarle a equipos de la misma gama, como algunos de Motorola.

Con un procesador visual Pixelworks dedicado, el equipo escala el contenido en video a calidad HDR en tiempo real, con más de 1,000 millones tonos de color, alto contraste y rango dinámico mejorado.

El día a día de la batería

Una desventaja que veo en este equipo es la batería, pues a pesar de que es de 3,500 mAh, un celular de este precio y gama suele ser de mayor capacidad. Sin embargo en el par de semanas que lo probé no me dejó varada, simplemente al final del día entraba en algo de ansia al ver que el equipo tenía 25% de batería, sin embargo el uso que le estuve dando, entre revisar mails, usar redes sociales, grabadora de voz y un constante monitoreo a Twitter, demuestran que el equipo es práctico.

Ahora bien el diseño del Nokia 6.2 tiene una cobertura de cristal Gorilla Glass ligeramente curvo que genera confianza en el uso diario porque aunque ningún día se me cayó, no tenía problema con darle un uso medio rudo diario; con dos semanas de uso el equipo no tiene rayaduras lo que es muy genial, pues una de las cosas que me parecen menos prácticas es que a este tipo de equipos, donde se le puede presumir el diseño, se le tenga que poner un case que no lo hace lucir.

El Nokia 6.2 garantiza, al igual que el resto de los smartphones Nokia, tres años de actualizaciones en parches de seguridad mensuales, así como dos actualizaciones del sistema operativo. Y en este caso ya está listo para Android 10, manteniéndose fiel a su promesa de ofrecer a los usuarios equipos cada vez mejores.

Conclusiones

Nokia logra con este equipo entrar en la gama media de smartphones y aunque su diseño y desempeño se mantienen como una carta presentable y buena, el precio del equipo, que es de 6,499 pesos, podría hacer que los clientes se inclinen a equipos Xiaomi, Huawei o Motorola con facilidad. Sin embargo para aquellos que disfrutan de un buen diseño y además les gusta presumir, este equipo es una gran opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *