En el 2030 la generación Millennial predominará en las empresas. Ellos serán los nuevos líderes, los jefes de los Centennials o generación Z.

Forbes México / Lulú Torres*

Hoy las habilidades que un manager posee nada tienen que ver con las de hace 25 o 30 años atrás. La forma de ver el mundo y de hacer negocios ha cambiado, a causa de diferentes realidades como la globalización, la evolución tecnológica, cambios en el consumidor, etc., lo que provocado una transformación en la forma de hacer negocios y de administrar a los equipos.

¿Qué sigue en los próximos años? Los Millennials, los nuevos líderes empresariales.

Primeramente, es importante darnos cuenta que para el 2030 la generación que va a estar predominando en las empresas va a ser la generación Millennial, ya que los Baby boomers ya se habrán retirado y la generación X estará ya por salir. En este sentido, los Millennials van a ser la nueva fuerza laboral de los Centennials o generación Z. Hoy muchos de los Millennials están abajo, aprendiendo; algunos de ellos ya tienen puestos de supervisores dentro de las organizaciones pero va a ser muy interesante ver cómo van a manejar las empresas en el 2030. 

En base a lo anterior, hay que visualizar la forma en la que hoy los Millennials se están formando, teniendo en cuenta que serán ellos los responsables de las empresas, y bien es cierto que tienen una forma diferente de ver las cosas. Ven, por ejemplo, los fracasos como unidad y no como fracasos propiamente, aprendiendo de los errores. Si visualizamos a las empresas dentro de diez años, diría que, si bien antes en el sXX estaban programadas únicamente para ser rentables, actualmente y a futuro también tienen que serlo porque de eso viven pero deben formar parte también de un sistema social. Deben ser empresas holísticas, unidades útiles para el entorno, para la gente. Empresas que puedan subsistir a través de su gente. Para ello, deben procurar, por ejemplo, el bienestar de sus colaboradores y su entorno social, además de generar mecanismos para retenerlos, generando excelentes lugares para trabajar.

En un reciente encuentro que contó con la participación de CEOs de empresas pertenecientes a diversos países de Latinoamérica, se discutió acerca del perfil, visión y habilidades del líder del futuro, llegando a la siguiente conclusión, la cual comparto: 

  1. Liderazgo dinámico y transformacional. La innovación debe formar parte del ADN de los líderes que tienen equipos a su cargo. Su labor no solamente consiste en construir estrategias de negocio, sino lograr que su gente se adapte a los cambios, a los retos, lo cual genera un liderazgo dinámico, empoderando a la gente, desarrollándola y delegando. 
  2. Un líder cercano al talento. Un líder cercano a su gente, con capacidad de escucha e integrando, en todo momento, los diferentes pensamientos multigeneracionales y multiculturales de su equipo de trabajo.
  3. Un líder multitasking. Un Líder que no lea el negocio únicamente en números, sino en la operación y lo entienda muy bien. Hoy existen empresas que no están contratando por puesto, sino por roles y habilidades, por lo que el cv se convierte en un documento, meramente, informativo. Asimismo, debe ser un líder flexible; un líder que sabe que no tiene que tener la razón en todo, que se puede equivocar y que es su gente quien lo hace fuerte.
  4. Un líder resiliente. Hoy el término resiliencia ha tomado mucha fuerza. “No me importa cuántas veces te caes sino cuantas veces te levantas”. Los retos, oportunidades y errores pueden ser traducidos en crecimiento.

*La autora es Especialista en Desarrollo Organizacional y Liderazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *