El Secretario de Salud del Estado sostendrá una reunión con autoridades federales este fin de semana, el objetivo es aclarar el esquema de atención que brindará Querétaro, lo que abre la puerta a recurso o incluso un hospital de alta especialidad en la entidad.

Klever Business Media / Andrea V. Morales

El gobernador del Estado, Francisco Domínguez Servién, dio a conocer que la entidad cuenta con toda la capacidad de recurso e infraestructura para brindar atención medica de calidad y por ello no se firmó la entrega al esquema del INSABI, propuesto por Gobierno Federal.

“Tenemos toda la capacidad, por ello, nos van a pedir o de mutuo acuerdo el que Querétaro maneje el sistema de salud y será con muchísimo gusto, aparte de que tengo el compromiso que este año se entregará el hospital general nuevo, que va a subir la atención en materia de salud de todos los queretanos”, dijo.

Descartó que exista un pronunciamiento desde la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), sino que cada uno de los 8 estados, decidió de forma independiente el firmar o no el proceso que encamina el sistema de Seguro Popular al  Instituto de Salud para el Bienestar.

La entrega a gobierno federal del sistema de salud, representa la entrega de todo el esquema de infraestructura y administración; sin embargo para el caso de Querétaro (al negarse a firmar) se vuelve una responsabilidad del Estado, y se bsurcarían los fondos federales para sacar adelante de manera conjunta el servicio que de forma constitucional le corresponde a los queretanos.

“Acabo de hablar con el equipo de salud del presidente y mañana estará el secretario de salud con el titular del INSABI, Juan Ferrer”, añadió.

Por su parte el Secretario de Salud del Estado de Querétaro, Julio César Ramírez Argüello, explicó que existe mucha incertidumbre alrededor del tema del INSABI y sobre ello es qué se dialogará con su titular, pues Querétaro, además de alinearse con la federación se buscaría generar una ayuda mutua para brindar el servicio de salud.

En los tabuladores aprobados se encuentran vigentes los precios de 2019 y que en teoría no representarían ningún incremento para este 2020, sin embargo son tabuladores de convenios que se tiene con instituciones como el ISSSTE, Seguro Social o instituciones privadas que busquen atenderse dentro de la infraestructura de la secretaría de salud.

“Todo sigue funcionando igual a excepción de algunos padecimientos que anteriormente pagaba el paciente y ahora se marca que no, pero qué son padecimientos de tercer nivel, y Querétaro normativamente nuestro hospital corresponde a un segundo nivel”, dijo.

Secretario de Salud del Estado de Querétaro, Julio César Ramírez Argüello

Normativamente los hospitales son de segundo nivel donde se ven cosas básicas y de las ramas principales, cómo ginecología, pediatría, medicina interna; sin embargo hay algunas cosas que corresponden a un tercer nivel de atención y es por la capacidad que tiene el equipo médico que se brindan en Querétaro.

“Existen algunas cosas que anteriormente se atendían con el Seguro Popular, cómo lo es un tratamiento de cirugía de columna y Querétaro trata de no mandar los pacientes a México para atenderlos aquí, sin embargo la norma marca que como padecimiento de tercer nivel se generaba una cobertura de hospitalización, medicamentos y prótesis por parte del paciente”, detalló.

El funcionario, explicó que: “De acuerdo con la norma del INSABI sobre que los padecimientos de tercer nivel los tienen que cobrar en los institutos, es lo que vendría siendo exactamente lo mismo que haríamos aquí (Querétaro) y estamos buscando la manera de que no desembolse el paciente”, añadió.

Durante la reunión en la Ciudad de México se expondrán situaciones sobre lo qué llegaría a pasar y cómo se actuará; así cómo definir el cómo impactaría en Querétaro el hecho de seguir brindando la atención de primero y segundo nivel, lo que representa un promedio de 300 a 360 millones de pesos, qué es lo que en algún momento dado desembolsaban los pacientes al cubrir las cuotas del servicio por determinados padecimientos y que no cubría el Seguro Popular.

Ramírez Argüello, determinó que si en algún momento el recurso económico no puede ser otorgado por el Gobierno Federal, se tendría que enviar a los pacientes para que reciban su atención en la Ciudad de México, sin embargo la idea es que no se vayan, pues gastarían más en tratamientos como cirugías de columna, de neurología o de corazón; por lo que el siguiente panorama en materia de salud, es que los hospitales de tercer nivel (de Ciudad de México) se estarían saturando porque todos los estados estarían enviando a sus pacientes por atención hacia allá.

En números el recurso se presenta de la siguiente manera:

3 100 millones de pesos recurso federal

1 200 millones de pesos de recurso estatal

Y extras de compras urgentes

Finalmente, el secretario reitero, que de la mano con la construcción del nuevo hospital en Querétaro se estaría buscando un cambio de nomenclatura, luego de que en anteriores ocasiones se le planteará a las autoridades federales el hecho de que el sistema de salud estatal trabaja como un híbrido entre atenciones de segundo y tercer nivel, sin embargo con la creación del ISABI, Querétaro pudiera tener un hospital de alta especialidad en base a las reglas de operació

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *