Norberto González Rodríguez maestro cervecero, explica sobre el proceso de elaboración de una cerveza elaborada con agua de lluvia.

Klever Business Media / Andrea V. Morales

La Cerveza artesanal Casas Viejas de San José Iturbide Guanajuato, tiene su origen como un proyecto familiar en 2008 y al iniciar este 2020 suman ya 10 años de producción, pues desde 2010 es la cervecería que se distingue por un proceso sustentable al utilizar agua de lluvia.

“Es un proyecto donde la cerveza se elabora con agua de lluvia además de otras técnicas ambientales que se utilizan como el tratamiento de las aguas de desecho y de compostas por medio de un biodigestor para no contaminar el medio ambiente”, explicó.

Norberto González Rodríguez maestro cervecero

Pese a que el agua de lluvia no cambia el sabor de la cerveza, si es posible que esta agua se utilice para elaboración de cualquiera de los tipos sin tener que manipular químicamente la sal es del vital líquido.

Lo sorprendente de la casa cervecera es la exclusividad porque incluso pueden generar sabores muy peculiares a petición del cliente, o incluso por temporadas como en noviembre cuando destaca su cerveza de camote.

El resto del año presumen gastronómicamente de sus tres familias de dónde se derivan diferentes estilos como el Yolkan cuyo origen es el náhuatl y significa “mi terruño”, que se subdividen los sabores mezquite, amaranto y gordolobo; la familia Humpen con los Lager, Dunkel Weizen y Gold Ale; y la línea Old Smoky con los sabores Stout, Scotch Ale, India Pale Ale, American India Pale Ale y Chocolate Smoky.

El conocer le proceso artesanal, permite también un recorrido breve por la historia, ya que algunas cervezas deben su amargor al trayecto que se hacía del producto desde Irlanda hasta la zona de su consumo y entender el porqué de la gran cantidad de lúpulo y el amargor heredado le permite sostener su definición “Stout” es decir robusto o corpulento.

La distribución de este producto artesanal se encuentra principalmente en restaurantes del municipio de origen iturbidense, sin embargo también puede encontrarse en algunos (muy pocos) de Querétaro, aunque si no basta con pedir en línea el producto, también pueden visitar la fábrica y así comprender cual es su objetivo para volverse un proyecto 100 por ciento sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *