La moneda anotó en el trimestre un avance de un 3.06%, después de haber perdido más de un 25% durante los primeros tres meses del año

Forbes México / Redacción

El peso se apreció el martes después de dos días de pérdidas y la bolsa mexicana descendió tras una jornada marcada por el nerviosismo ante un incremento de los casos de coronavirus en varias regiones del mundo.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la moneda culminaron el segundo trimestre con un avance acumulado, recuperando parte del terreno cedido en los primeros tres meses del año, en medio de apuestas a una recuperación global.

El referencial índice accionario S&P/BMV IPC bajó un 0.14% a 37,716.43 puntos y cerró junio con un rendimiento del 4.41%

La bolsa anotó también su mayor avance trimestral desde finales de diciembre de 2011, con una ganancia de poco más del 9.15%. Sin embargo, en el primer trimestre perdió un 20.64%.

El peso cotizaba en 22.9872 por dólar casi al final de los negocios, con una apreciación del 0.31% frente al precio de referencia de Reuters del lunes, aunque anotó una caída mensual del 3.7%

La moneda anotó en el trimestre un avance de un 3.06%, después de haber perdido más de un 25% durante los primeros tres meses del año.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años descendió cinco puntos base a un 5.83%, igual que la tasa a 20 años que cerró en un 6.72%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *