Mitsubishi Motors

En un mercado a la baja presionado –entre otros factores– por las tasas de interés, la automotriz busca que 33% de sus ventas sean a través de su nueva financiera de casa.

CNN Expansión / Juan Tolentino Morales

Crecer a doble dígito en un mercado automotriz cuyas ventas se espera que se contraigan 7% no parece fácil, pero es la meta que la compañía japonesa Mitsubishi se ha impuesto en México para 2019, con lo que busca colocar 25,000 unidades, un alza de 44% respecto a 2018.

Esta no es una aspiración que se dé a la ligera, ya que sus números actuales le respaldan. En los primeros siete meses del año, las ventas de la compañía crecieron 26%, mientras que las de la industria en general disminuyeron 6.6%.

Jorge Vallejo, director general de la compañía en México, confía en que este dinamismo se ha dado por la oferta de productos de la compañía aunada a garantías para el consumidor, un arsenal al que a partir de este año se sumará Mitsubishi Motors Financial Services, el nuevo brazo financiero que será operado por NR Finance México.

Con la financiera de casa, la compañía tiene la meta de colocar 8,200 contratos durante 2019 –equivalente a 33% de la meta de 25,000 unidades para este año–, a través de nueve planes que van del crédito tradicional y el leasing a esquemas destinados a emprendedores, estudiantes e incluso específicos para la adquisición de vehículos híbridos, una de las mayores apuestas de la compañía en el país.

El lanzamiento del brazo financiero de la automotriz se produce en el marco de la comercialización del modelo Outlander, un híbrido conectable que representa la bandera insignia de los planes de la marca en México para los próximos años, explica Guillaume Cartier, vicepresidente global de ventas y mercadotecnia de la compañía.

“Los híbridos conectables son buenos para ciertos mercados y este modelo combina un modelo SUV con alta potencia y consumo eficiente (…) Podría representar el futuro de la marca en los próximos 10 años, si se contara con la infraestructura adecuada”, acotó el directivo en entrevista.

Al respecto, Susumu Noguchi, Division General Manager para América y Oceanía de la compañía, considera que los híbridos conectables son ideales para mercados emergentes como México, donde las estaciones de carga eléctrica para vehículos aún son incipientes, debido a que incluyen cargadores instalables en los hogares.

La compañía ve un gran potencial en el mercado eléctrico e híbrido, con una estimación de que 2019 cierre con un rango en vehículos vendidos de hasta 22,000 unidades vendidas, cuando 2018 cerró con 17,807 autos de este tipo colocados.

En cuanto al mercado en general, Vallejo considera que hay una esperanza de recuperación para el siguiente año. “Hoy vemos un dinamismo que no corresponde al total de la realidad, en términos de que deberían venderse 1.6 millones de unidades y hoy se contrae y entrega 1.3 millones. En 2020, después de todo el ambiente económico que tiende a crear su propio ciclo (…) empezaría a retomar sus niveles de crecimiento en algunos segmentos”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *