Seade también dijo que envió una carta al representante comercial de EU para expresarle su desacuerdo con la iniciativa, y que viajaría a Washington para tratar el tema personalmente con él y con legisladores.

Forbes México / Redacción

El principal negociador mexicano del remozado acuerdo comercial TMEC, Jesús Seade, dijo el domingo que su país no puede aceptar ninguna medida que contemple inspectores laborales estadounidenses porque la ley local lo prohíbe.

Las declaraciones de Seade se dan luego de una controversia suscitada el sábado, cuando él mismo explicó que la iniciativa enviada al Congreso estadounidense para implementar el tratado incluía la designación de hasta cinco agregados de Estados Unidos para supervisar la reforma laboral mexicana.

“Su proyecto de ley incluye un mecanismo interno de monitoreo de nuestra Reforma Laboral, redundante a lo que dispone el tratado (…) debió haberse advertido y expresa desconfianza”, escribió Seade el domingo en su cuenta de Twitter.

“México JAMÁS aceptará si se trata en medida alguna de inspectores disfrazados, por una sencilla razón: la ley mexicana lo prohíbe”, agregó.

Seade también dijo el sábado que había enviado una carta al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para expresarle su desacuerdo con la iniciativa, y que viajaría a Washington para tratar el tema personalmente con él y con legisladores.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó durante las negociaciones del TMEC una propuesta demócrata para que inspectores estadounidenses revisaran el cumplimiento de la reforma laboral en fábricas mexicanas.

En su lugar, se acordó activar un sistema de paneles.

Los negociadores de alto nivel de Canadá, Estados Unidos y México firmaron el martes en la capital mexicana una serie de modificaciones al pacto comercial regional TMEC, y solo quedó pendiente la aprobación en los congresos de cada país.

El Senado mexicano dio jueves el visto bueno a los cambios del tratado.

El funcionario descartó que el Tratado no incluye este tipo de ‘letras chiquitas’, interpretación que calificó como “malicia o desinformación” por parte de “muchos”, sin detallar nombres.

“Esto ni es del Tratado ni nos compromete”, declaró.

Con información de Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *