Los nuevos proyectos de emprendimiento deberán enfocarse en las necesidades actuales de los consumidores.

Klever Business Media / Ale Campos

Las ‘startups’ están siendo uno de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus; muchas han visto cómo, con las medidas de confinamiento, se ha reducido su actividad al mínimo o incluso a la nada. Las afortunadas que contaban con algo de liquidez ha logrado prolongarla al máximo posible y reducir costos para poder sobrevivir mientras las cosas caminan hacia la “nueva normalidad”.

Fernando de la Vega, director de Start Up México en Querétaro (SUM) platicó sobre el posible futuro de algunos proyectos, su adaptación al nuevo ecosistema de emprendimiento y los factores que deben tener en cuenta durante el desarrollo de estrategias en el marco de la pandemia ocasionada por el Coronavirus.

“Muchas de las inversiones se han frenado por la incertidumbre a nivel mundial y en los próximos meses a los emprendedores les será muy difícil cerrar las rondas de financiación que tenían previstas desde hacía tiempo; sin embargo, para mantenerse, deben ser resilientes”, dijo.

Al respecto mencionó que hay tres factores que deben considerarse para mejorar su adaptación al nuevo entorno:

  • Sensibilidad al cambio: Se parte desde la claridad que un emprendedor debe tener al iniciar el desarrollo de un nuevo proyecto. ¿Qué se quiere lograr? ¿Qué resultados se esperan obtener?, posteriormente, en una situación como la actual (contingencia sanitaria-paro de actividades), se deben identificar los cambios que surgen en el contexto económico, social y las nuevas necesidades de los consumidores.

“La situación no es fácil, pero tener claros los objetivos, permite desarrollar estrategias paralelas que lleven a los resultados esperados. Se debe poner especial atención en el comportamiento de los clientes y si sus necesidades han cambiado o no para poner en marcha el proyecto o mejorar los procesos de operación y las estrategias”, explicó.

  • Actitud: Mantener una actitud positiva antes cualquier circunstancia y sacar el mayor provecho de todas las áreas de oportunidad que se presenten. La resiliencia es fundamental en el proceso adaptativo a las nuevas condiciones en el comercio de bienes, productos o servicios.

“Una actitud positiva permite visualizar los obstáculos que se presenten durante el proceso de emprendimiento, esos obstáculos verlos como un área para mejorar e innovar en el servicio que se tiene pensando otorgar, adaptándolo a las nuevas necesidades de los consumidores”, expuso el director de SUM Querétaro.

  • Enfoque: Desarrollar una planeación que defina las líneas de acción ; ¿Qué es lo que quieres hacer? ¿Qué pretendes lograr?.

“Se debe poner especial atención en los objetivos, modificarlos, de ser necesario, de acuerdo a los cambios que el ecosistema de emprendimiento requiera, sin perder de vista el objetivo principal que el emprendedor haya desarrollado con el proyecto; es decir, si el contexto cambia y las necesidades del consumidor cambian, hay que modificar toda la estrategia y el desarrollo de la empresa para poder tener la capacidad de otorgar un producto o un servicio viable y exitoso para ambas partes”, explicó Fernando de la Vega.

Añadió que, aunque es cierto, que hay segmentos que están siendo especialmente castigadospor la cuarentena, (ya que sus ventas están completamente detenidas y quizás no vuelvan a retomarse en mucho tiempo) como es el caso de algunos rubros del sector turístico como las aerolíneas, hoteles y todas las startUps que tengan que ver con éste ámbito como las denominadas “TravelTech”, plataformas de reservación de vuelos y hoteles; plataformas y empresas de venta de boletos para eventos; los vendedores de “Experiencias”, es decir, las empresas emergentes cuyo modelo de negocio consiste en ofrecer ocio o experiencias exclusivas que impliquen acudir a lugares físicos a disfrutar de actividades; el coworking y el sector de bienes raíces también ha sufrido un decremento en todas sus actividades.

“Es importante mencionar que no todos han salido perdiendo, hay algunas que debido a su giro y a los servicios que ofrecen se han visto beneficiadas, sin duda tuvieron que adaptar sus procesos” explicó.

Asimismo, expuso que muchas personas han perdido su empleo y según el panorama económico que pintan los especialistas, la recuperación será lenta. En ese proceso, las personas buscarán emprender algo por su cuenta y esto, puede significar el nacimiento de nuevos emprendedores.

“El nacimiento de nuevas empresas proveedoras de servicios puede contribuir a la innovación de procesos operativos y estructurales, por ello, decimos continuamente que el mundo no será igual, después de la pandemia. Los nuevos ecosistemas del emprendimiento tienen que ver con las nuevas necesidades de los clientes y eso deben tenerlo presente todos los que están pensando en iniciar su empresa”. Platicó Fernando de la Vega, director de SUM en Querétaro.

Empresas ganadoras durante la contingencia.

Ciertas empresas emergentes están comprobando cómo sus negocios salen reforzados por la situación y descubriendo cómo sus áreas de actividad van a ser piezas clave en el nuevo tablero mundial que se está conformando. Por ejemplo, las empresas de giro farmacéutico o de salud, ya que está quedando demostrada la utilidad de las soluciones digitales de salud, además, las personas están aprendiendo a usar estas herramientas día a día y los hospitales o centros de salud podrían dejar de saturarse. 

Las escuelas de negocio online o las clases de cualquier tipo vía streaming,ha ido en aumento; así como plataformas para hacer trabajos online o reuniones grupales. Millones de estudiantes tienen que atender sus clases desde casa y recurren a todo tipo de recursos y herramientas que les ofrece la tecnología.

El COVID-19 puede permanecer un tiempo determinado en algunas superficies, así que una recomendación de las autoridades es realizar los pagos vía internet a través de sitios oficiales o aplicaciones, con el fin de prevenir riesgos sanitarios para la población, esto ha beneficiado a los emprendedores del mundo fintech.

Las ‘startups’ que presenten soluciones para combatir la pandemia o que consigan crear medicamentos efectivos y hasta vacunas para frenarla son, probablemente, las más buscadas ahora mismo. Se han lanzado varios fondos para encontrar y financiar este tipo de proyectos en biotecnología.

WELLBEING:

Las cuarentenas y todas las situaciones de desgracia que está dejando el coronavirus pueden minar nuestra moral, generarnos ansiedad, estrés, depresión, ira, etc. Por ello, el sector de Wellbeing o bienestar también se ha visto beneficiado.

“Las startups que nos echan una mano para sentirnos mejor por dentro y por fuera son en este momento más usadas que nunca. Puede ser el caso de las apps para hacer ejercicio en casa, practicar yoga, recibir clases del gym por vídeo, disfrutar de terapia psicológica, hacer meditación guiada, etc.” expuso Fernando de la Vega.

Finalmente, explicó que los giros de “Delivery” entregas a domicilio y de Realidad virtual (visitas a museos de otros lugares del mundo, asistencia a conciertos y óperas vía streaming) se han convertido en parte de la vida cotidiana y por lo tanto se han visto beneficiados durante la contingencia sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *