El desplome se refleja en el primer semestre del año a comparación de lo logrado el año pasado, además de flujos de importación menores.

Forbes México / Redacción

Las inversiones internacionales en el mundo se desplomaron un 50 % en el primer semestre respecto a los seis últimos meses de 2019 y se quedaron en 364,000 millones de dólares, el nivel más bajo desde 2013, anunció este viernes la OCDE.

En el primer trimestre los flujos de inversiones se redujeron en un 41% hasta 227,000 millones y en el segundo un 39% suplementario a 137,000 millones, precisó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un informe.

Si se compara con la primera mitad del pasado año, el descenso fue del 38 %. La tendencia a la baja se venía constatando desde hacía cinco años, pero con la crisis del coronavirus se ha acentuado de forma radical.

Esa evolución en buena medida se explica por una reducción de las inversiones en Estados Unidos y en otros 18 países de la OCDE.

En conjunto, los flujos en dirección de los miembros de la OCDE se hundieron un 74% en la primera mitad del año respecto a los seis meses anteriores, hasta 128,000 millones de dólares.

Estados Unidos, que había sido el primer receptor mundial en la segunda mitad de 2019 con 127,000 millones de dólares, pasó a ocupar la tercera posición con 62,000 millones. Le superaron Irlanda, con 75,000 millones de dólares (84,000 millones en el segundo semestre del pasado ejercicio) y China con 68,000 millones (74,000 millones en la segunda parte de 2019).

Por detrás quedaron Luxemburgo con 51,000 millones de dólares entre enero y junio (un aumento respecto a los 44,000 millones entre julio y diciembre del pasado año); Alemania con 21,000 millones (tras 1,000 millones); Suecia con 20,000 millones (tras 5,000 millones); Brasil con 18,000 millones (lejos de los 37,000 millones de la segunda mitad de 2019); y México con 18,000 (tras 13,000 millones).

España fue uno de los pocos países en los que progresaron las inversiones recibidas en el primer semestre hasta 13,000 millones de dólares, después de los 2,000 millones entre julio y diciembre del pasado ejercicio.

El país que más inversiones internacionales realizó en el exterior durante el primer semestre fue Luxemburgo, que pasó a 84,000 millones de dólares frente a los 39,000 millones de la segunda mitad de 2019.

A continuación estuvieron Estados Unidos con 66,000 millones de dólares (tras 51,000 millones); Japón con 64,000 millones (tras 87,000 millones); Alemania con 49,0000 millones (tras 16,000 millones); China con 47,000 millones (tras 51,000 millones), Suecia con 25,000 millones; Francia con 19,000 millones; Canadá con 17,000 millones; y España con 17,000 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *