Con 2,000 mdp otorgados al sector en financiamiento, Bancomext considera que aún hay espacio para que la industria nacional de proveeduría aeroespacial crezca… bajo ciertas condiciones.

CNN Expansión / Juan Tolentino Morales

La industria aeroespacial en México ha tenido un importante crecimiento en los últimos años –a un ritmo de 14% anual en términos de ventas e inversiones–, ante este desempeño el desarrollo de infraestructura logística y energética es clave para mantener el dinamismo frente a una futura demanda de hasta el doble de aviones para las siguientes dos décadas, considera Eduardo Muñiz Juárez, director de financiamiento automotriz, aeroespacial y logística del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

El directivo explica que la industria se ha mantenido en crecimiento prácticamente desde 2005 con la incursión de jugadores de la talla de Bombardier, y actualmente gran parte de las 400 empresas del sector en México tienen necesidades de financiamiento para la producción de partes del sector, una serie de procesos que han entrado en una fase más especializada, donde la industria a nivel mundial confía en México para fabricar componentes cada vez más sofisticados.

“En la industria aeroespacial tenemos un portafolio (de financiamiento) actualmente de alrededor de 5,000 millones de pesos (mdp), de los cuales en lo que va de este año hemos otorgado alrededor de 2,000 mdp. En el apartado aeroespacial incluye tanto la producción de partes como la prestación de servicios, en el caso de las aerolíneas”, dice Muñiz Juárez.

Pero ¿cómo mantener el dinamismo como país? El directivo considera que tener una plataforma logística competitiva ayuda a tener las instalaciones productivas necesarias para que las empresas del sector –muy exigente y demandante en rubros como el de seguridad– dispongan de instalaciones productivas de primer nivel.

“Es uno de los elementos que se está financiando a través de la infraestructura inmobiliaria, como los parques industriales”.

Además, disponer de una infraestructura energética y eficiente impulsará a la industria, pero es necesario que se haga en sitios de producción que conecten con sus principales puntos de consumo. “Hay que tener la facilidad de sacar las partes que estás produciendo en México y llevarlas al destino donde se van a ensamblar, que generalmente está siendo en Estados Unidos y Francia”,comenta el directivo.

Un último ingrediente que favorecerá a la industria es la asociación que se está haciendo de la mano de fabricantes de equipo original. “Casi 30% de las empresas establecidas son con capital nacional del sector aeroespacial, y el camino más rápido (para su crecimiento) es a través de asociaciones con socios tecnólogos que a veces ya tienen certificaciones, y eso da una ventaja para ingresar más rápido al sector; a su vez, estas empresas con capital nacional tienen conocimiento del mercado mexicano e instalaciones. Hay sinergias que se pueden hacer y sobre esa base se ha avanzado”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *