Carlos Cortés, presidente de HP, platicó sobre la oportunidad que tiene México de diseñar válvulas de ventilación, filtros respiratorios, máscaras, a través de esta herramienta.

Forbes México / Redacción

La compañía tecnológica HP ya cuenta con la tecnología y los equipos necesarios para poder apoyar al sector médico con la fabricación de piezas para válvulas de ventilación, filtros respiratorios, máscaras faciales, entre otros, aplicando tecnología de impresión 3D con lo que reducirían los tiempos de reacción ante la emergencia sanitaria que vive el mundo entero a causa de la pandemia de covid-19.

Carlos Cortés, presidente y director general de HP México, dijo que este tipo de tecnología podrá servir para agilizar los tiempos para dotar de insumos médicos a los hospitales y clínicas en corto tiempo, ya que no se requiere de grandes procesos logísticos  ni de traslados físicos.

“En relación con la crisis actual, nos estamos movilizando con equipos de impresión 3D a nuestra red de socios de fabricación digital para ayudar a diseñar, validar y producir piezas esenciales para servicios médicos y los hospitales. Por ejemplo, apoyar con la fabricación de piezas, para válvulas de ventilación, filtros respiratorios, todo este tema de máscaras faciales, piezas para adaptadores de manijas de puertas de plástico que permiten una fácil apertura. Estamos poniendo a disposición todas las aplicaciones de impresión 3D con su software, donde la pieza se diseña, luego ya se entrega a la máquina para que la imprima. La estamos poniendo a disposición de todo el mundo médico hospitalario, pero vamos a entender en qué geografía inicia y cómo se va dando y de manera en que no tengamos interrupciones en las cadenas de suministro”, señaló el directivo.

Más de 1000 piezas impresas en 3D ya han sido entregadas a hospitales locales en ciudades como Barcelona y en países como Estados Unidos a través de sus centros de I+D 3D de HP ubicados en Barcelona, Corvallis, Oregón; San Diego, California; y Vancouver, Washington con la finalidad de que la compañía de la mano de sus socios en todo el mundo unan esfuerzos coordinados para aumentar la producción y así  satisfacer las necesidades más urgentes.

“Las aplicaciones iniciales que se validan y finalizan para la producción industrial incluyen máscaras faciales, protectores faciales, ajustadores de máscaras, hisopos nasales, abridores de puertas manos libres y partes de respiradores. HP también está coordinando con agencias gubernamentales, de salud y de la industria en numerosos países para garantizar un enfoque sincronizado y eficaz”, detalla.

¿Esto llegará a México? 

Sobre la llegada de este tipo de herramientas tecnológicas a México, en el momento en donde como país hemos entrado en la Fase dos ante las medidas sanitarias del brote de Covid-19, el directivo destacó que es una región que está más que preparada para abrirle los brazos a estas tecnologías ya que hay los suficientes conocimientos, expertos y socios para trabajar conjuntamente.

“México seguramente estará en nuestros planes. La gran ventaja que tenemos como México, es que ya tenemos expertos en el país, socios que tienen la tecnología y la capacidad para producir que eso es lo importante. Ya estamos con la capacidad para hacerlo, cuándo vamos a hacerlo, no te puedo responder eso, precisamente porque apenas estamos viendo esto”, detalló Cortés.

Cómo acercar esta tecnología a los hospitales o centros médicos

El directivo dijo que sobre la forma en la que trabajarían con los diversos centros hospitalarios y médicos es a través de dos modelos. Uno, acercándose a las compañías que desarrollan los dispositivos y poner a su disposición esta tecnología.

“Hay varios enfoques, uno es trabajar con compañías que producen. Por ejemplo, los ventiladores tan necesarios, hay partes de esos ventiladores que nosotros podemos producir de una manera muy rápida quitándole complejidad al proceso y eso simplifica la producción y el ensamblaje de una manera más rápida. Ahí trabajamos por ejemplo, con las compañías que los hacen estos ventiladores. No es que vayamos directamente al hospital, sino que vamos con estas empresas y ponemos a su disposición estas aplicaciones, estas máquinas de impresión de 3D”, detalla.

Otro de los métodos que señala, es el acercamiento directo a los proveedores de suministros médicos, para que hagan disponibles mucho más rápido, por ejemplo las mascarillas. “Tenemos que asegurar que cumplan con los grados de estándares que exigen los hospitales, entonces con los proveedores vamos y trabajamos en este tema”.

Crecimiento ante la crisis mundial

La compañía espera que este periodo, el cual ha afectado a todas las industrias y por ende a las empresas pase pronto, para ello, en voz de su director, confía en su posicionamiento en el mercado, el cual detalla se encuentra en constante crecimiento y con planes de expansión, los cuales no cambiarán pese a la situación.

“Hace un momento hablaba con gente en China y es cierto. Las fábricas ya empiezan a regresar a la normalidad, nosotros dependemos mucho de China, mucha parte de lo que hacemos y lo que vendemos se fabrica en China y así la mayoría de las empresas de tecnología tiene esta dependencia grande”, señala.

Esto responde a que al menos para México, es una buena señal ya que la dependencia de los mercados asiáticos es más que obvia y la recuperación de estos permitirá tener abasto y capacidad de reacción y de producción de componentes.

“La buena noticia es que las fábricas están regresando, nuestro director en China nos comentaba que la gente regresará a las fábricas probablemente la próxima semana. La buena noticia es que las fábricas están regresando y van a regresar pronto a su capacidad y eso lo que va a hacer es que nos podamos recuperar, en ponernos al día en compromisos que hemos tenido con nuestros clientes”, dice.

Carlos Cortés dijo que en México tienen suficientes inventarios para estar algún tiempo soportando sus cadenas de abasto de servicios y productos para el mercado local.

“En México tenemos la ventaja de que hemos podido soportar una posición local de inventarios suficientes para estar varios meses en capacidad para atender nuestros compromisos con clientes y socios, la buena noticia es que China está regresando a su producción de la cual dependemos enormemente”, detalló.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *