En el aniversario 26 de su nacimiento, el movimiento zapatista reiteró su rechazo a proyectos de infraestructura del actual gobierno, como el Tren Maya.

Expansión Política / Redacción

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) señaló en la conmemoración de su 26 aniversario que defenderá sus territorios, incluso con su propia vida. Asimismo, reiteró su rechazo a proyectos de infraestructura impulsados por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, entre ellos el Tren Maya.

El subcomandante Moisés comentó que los proyectos traen consigo destrucción de la naturaleza y de los pueblos originarios. “La bestia (capitalista) se zampa de un bocado pueblos enteros, montañas y valles, ríos y lagunas, hombres, mujeres”, dijo.

A 26 años de su alzamiento, el 1 de enero de 1994, los zapatistas denunciaron de “simulación” a las consultas hechas por la administración actual, pues aseguraron que no toman en cuenta la opinión de las verdaderas comunidades indígenas, y el permiso que pidió López Obrador a la Madre Tierra el pasado 1 de diciembre de 2018.

“Hace un año, en diciembre de 2018, el capataz que ahora manda en el lugar que se llama México, hizo una simulación de que pidió permiso a la Madre Tierra para destruirla, entonces siguió una cuantas personas disfrazadas de indígenas y le pusieron a la Madre Tierra un pollo, trago y tortillas. Así cree el capataz que la Madre Tierra le da su permiso para matarla y hacer un tren que debería llamarse como su familia del capataz”, mencionó en su discurso el líder guerrillero.

El EZLN expuso que no ha cambiado nada con el gobierno de López Obrador y que han solicitado diálogo, pero han encontrado “oídos sordos”.

“Como el mandón del ahora fue, y es, el desprecio el arma que acompaña a sus militares, policías, guardias nacionales, paramilitares y programas contra insurgentes. Todos los mandones que han pasado, y los que están ahora, han hecho lo mismo. O sea que han tratado y tratan de destruirnos”, comentó el subcomandante.

Los zapatistas sostuvieron que aunque el Gobierno asegura que ya no existen, a lo largo de 26 años han consolidado su autonomía, construido clínicas y escuelas y han aumentado sus bases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *