“El máximo logro es lograr desdibujar la línea entre el trabajo y la diversión” ⎮ Arnold J. Toynbee

Forbes México / Liz Basañez

Ya terminaron las fiestas navideñas, y es momento de encarar las responsabilidades cotidianas.

El regreso de vacaciones suele generar algo que puede denominarse como Síndrome Postvacacional.  Implica desgaste, fastidio, agobio y, aunque hayamos tenido vacaciones, hasta fatiga. 

Y esto es porque durante las vacaciones:

  • Cambiamos de hábitos 
  • y relajamos las rutinas
  • Nos levantamos a distinta hora, solemos dormir más tarde de lo habitual, comemos en otros horarios y otro tipo de dieta, generalmente más abundante.  

Lo cual no necesariamente favorece el incorporarnos nuevamente al trabajo y a las responsabilidades porque paradójicamente suele generar tanto desgaste emocional como físico. Y hasta en las relaciones interpersonales, se ha visto que las parejas suelen pelear con mayor frecuencia al regreso de unas vacaciones o al finalizar un fin de semana.

El Síndrome Postvacacional se presenta en 3 áreas, principalmente.

  1. Emocional
  2. Pensamientos irracionales
  3. Conductual

El área emocional se presenta con molestia, frustración, irritabilidad o intolerancia a la frustración, angustia y hasta tristeza.

Pero es en realidad en los pensamientos (irracionales) donde estas emociones y sentimientos se gestan.

Auto demandas (generalmente están por encima de las capacidades físicas e intelectuales)

  • “Este año sí voy a dejar de fumar”
  • “… voy a bajar de peso…”                  
  • “…voy a hacer “todo” lo que no he logrado…”
  • “… voy a comprarme esa propiedad…”

Pensamiento de todo-nada

  • “si no lo logro, nada va a valer la pena”

Futurización Catastrófica

  • Y si no lo logro, y si una vez más vuelvo a fallar, sería terrible”
  • “Y si algo me sale mal”

Lectura de pensamiento (a los demás)

  • “Y si piensan que soy incapaz, que no lo puedo lograr…”

Deberías

  • “Debo lograrlo todo…”
  • “Tengo que hacerlo bien…”
  • “Lo hubiera hecho el año pasado, ahorita no estaría otra vez igual, y hasta peor”
  • “No debía haber gastado / comido tanto… no voy a lograr salir de esto”

El área conductual se manifiesta en dos formas, principalmente.

Procrastinar 

  • La persona va dejando para después responsabilidades a cumplir y trata de hacerlas al último momento.  Eso sí, con muchísimo estrés.

Extenuarse 

  • Desde que la persona regresa a trabajar se entrega de forma obsesiva y rígida a las responsabilidades. Lo cual también genera mucho estrés y desgaste.

“Podemos ser excelentes, pero no perfectos”

Liz Basañez

  Además de otra sintomatología como desconcentración, insomnio, cambios en el apetito

¿La buena noticia?

Estos síntomas suelen ser transitorios.  Si identificas que no lo son, sin duda hay factores psicológicos y actitudinales anteriores al síndrome postvacacional y de los cuales te platicaré en otros artículos.

Sin embargo, para hacerle frente al síndrome postvacacional te hago algunas recomendaciones.

  • Las vacaciones nos generan cambios de rutina y si salimos fuera, suelen demandar más energía de la que pensamos.  Por ello, no te recomiendo regresar a trabajar el mismo día o pocos días después de regresar de tu viaje.
  • Te recomiendo, al menos, regresar a mediados de semana, previo a retomar tu trabajo. O que en ese mismo tiempo retomes tus rutinas de alimentación, horarios de sueño y de actividades cotidianas.
  • Las personas perfeccionistas, obsesivas o adictas al trabajo (workahólicas) tienden a tener más síntomas postvacacionales.  Se demandan aún más y, muy probablemente, desde su juventud, y los domingos suelan generarles angustia o intranquilidad.  Esto es más por una actitud y no por una reacción pasajera.  Nuevamente, algo de lo que te platicaré en otro artículo.
  • Es importante que no caigas en extremos, dedicarte arduamente a trabajar o a no ocupar tus tiempos libres en actividades lúdicas o relajantes. No te quedes sólo viendo Netflix o películas sin socializar u ocuparte en tu autocuidado psicológico.

“Trabajo y diversión son palabras que se usan para describir lo mismo en diferentes condiciones”

Mark Twain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *