El gobierno está apostando a un efecto de rebote natural que brinde una recuperación veloz hacía el nivel del PIB, con predicciones demasiado optimistas; señaló Carlos Hurtado.

Klever Business Media / Alan Córdoba

Ante la incertidumbre financiera que atraviesa el país, y las múltiples predicciones tanto del próximo año, como de la recuperación económica por la que deberá atravesar México. Grupo Financiero MONEX llevo a cabo la conferencia virtual “Perspectivas económicas y políticas económicas para 2021”.

Carlos Hurtado López, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), donde los temas centrales se dispusieron en torno al documento de “Criterios generales de política económica 2021”, así como una proyección diagnostica y previsora de los años 2020 y 2021.

Hurtado López, mencionó que el diagnóstico presentado por el Gobierno Federal en el documento tenían un tinte particular, ya que se estipulaba que las acciones hasta ahora tomadas por el gobierno han sido las más adecuadas para mitigar el derrumbe económico y fortalecer del sector salud, con lo cual no concordaba.

Aseguró que México, a diferencia de otros países, no implementó los programas necesarios para lidiar con ambas crisis (la económica y la sanitaria); aclarando que fue en consecuencia por una recesión que ya se venía arrastrando desde antes del año 2019, como la poca acción del gobierno durante la pandemia, lo que agudizó la situación en el país.

“El gobierno mexicano decidió no utilizar parte de su Producto Interno Bruto (PIB) para establecer mejores condiciones para la población. A diferencia de otros países como Japón o Estados Unidos que usaron el 20% y 13% respectivamente. Su argumento se centró en no crear más deuda pública, pero las consecuencias se ven peores”, añadió.

El director general, explicó que las magno construcciones que han caracterizado el actual gobierno, como es el Tren Maya y el nuevo aeropuerto, pudieron haberse atrasado en pro de desviar el recurso a programas que ampararan a grupos como los desempleados, los trabajadores informales y las empresas del país.

Destacó que en materia de salud, este periodo se ha caracterizado por la compra lenta de medicamentos y la adquisición tardía del equipamiento necesario para tratar con la pandemia; aunado a los mensajes confusos del gobierno y el poco aprendizaje de México con respecto a otros países donde el COVID llegó antes, se ve plasmado en un aumento del 0% dentro del gasto de la Secretaria de Salud a comparación del año pasado.

Carlos Hurtado, aseguró que el paquete económico para el 2021no es más que lo mismo; basado en el lema de austeridad en el presupuesto, se mantiene la planeación de los mismos programas sociales que se ejercieron en el 2019, y posteriormente en el año en curso.

En materia de presupuesto, reveló que la estructura es básicamente la misma, destacando que la importancia debería caer en el “en que se gasta el dinero”, pues las necesidades del gasto público antes, durante y después de la pandemia, son distintos.

“No existe como tal, un cambio que busque una recuperación sólida de la economía de manera más rápida. El gobierno está apostando a un efecto de rebote natural que brinde una recuperación veloz hacía el nivel del PIB, con predicciones demasiado optimistas”, declaró.

El director confesó que una segunda apuesta para la recuperación era la reactivación del sector energético mediante el impulso de proyectos para fortalecer la posición financiera de PEMEX y CFE.

Afirmó que el gobierno federal se encuentra invirtiendo una mayor cantidad de dinero en estas dos instituciones (PEMEX y CFE) aun cuando han sido aquellas donde ha existido mayor pérdida económica con 185 MMP y 97 MMP respectivamente.

Finalmente acotó que el repunte no es tan acelerado como lo hacen notar y la falta de implementación de medidas necesarias para que exista una recuperación adecuada o más rápida, llevará a México a un largo tramo para su recuperación. Inlcuso, aunque el programa del gobierno para el 2021 es muy optimista, la mayoría de los economistas prevén una mayor caída y un menor repunte el siguiente año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *