En 2018, el valor de la producción estatal de equipo, componentes y accesorios electrónicos fue de 10 mil 901.1 millones de pesos.

Por: Lucero Almanza/ El Financiero Bajío

La fabricación de componentes electrónicos, equipo de comunicación y computación ha logrado un crecimiento de poco más de 60 por ciento en Querétaro en los últimos seis años. La ‘mentefactura’ ha ganado terreno sobre la manufactura en el estado, donde las empresas y centros de investigación han concentrado esfuerzos en el desarrollo de sistemas y herramientas tecnológicas para las principales industrias en la entidad, como la automotriz y la aeronáutica.

De 2013 a 2018, el valor de producción de la fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos en Querétaro pasó de 6 mil 801.7 millones de pesos a 10 mil 901.1 millones de pesos, según la información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Esto representa un crecimiento de 60.2 por ciento en el lapso. En enero-mayo de 2019, dicha industria sumó 4 mil 971.7 millones de pesos.

El sector electrónico representa 3.2 por ciento del valor de producción total de la industria manufacturera en el estado.

El desarrollo de la industria de tecnologías de información y telecomunicaciones (TIC) en Querétaro ha permeado en distintos frentes, fortaleciendo la manufactura de equipos y elevando la generación de empleo en estos segmentos.

El desarrollo de procesos en la industria 4.0 permiten impulsar la fabricación de componentes electrónicos de valor agregado, para sectores como el automotriz y el aeronáutico en el estado, destacó el secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu) de Querétaro, Marco Antonio del Prete Tercero.

“El sector de electrónicos no es solamente parte de la industria automotriz, forma parte de todas las industrias, es decir, la industria automotriz, muchos servicios y proveedores del sector ya no se dedican a hacer partes automotrices, sino sistemas”, refirió.

“Evidentemente la industria aeroespacial requiere de sistemas electrónicos, los electrodomésticos, los sistemas en tecnologías de la información, los sistemas financieros; aunque, algunos son con mucha más incidencia, como en manufacturas del sector automotriz o aeroespacial.”

La cadena productiva de la industria electrónica está formada por ensambles de circuitos impresos, también conocidos como PCAs (Printed Circuit Assemblies), componentes mecánicos, material impreso y material de empaque.

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía federal (SE), el ensamble PCA está compuesto, en general, por componentes electrónicos, tales como diodos, displays, transistores, microprocesadores, circuitos integrados; así como por componentes pasivos, como circuitos impresos, conectores, capacitores e inductores; y, software embebido.

Proyecciones de la dependencia federal consideran que para 2020, la tasa de consumo en el sector electrónico se ubicará en alrededor de 4 mil 437 millones de dólares, en el país.

México cuenta con una industria electrónica especializada, principalmente en la manufactura de productos electrónicos de consumo (televisiones, teléfonos celulares y computadoras) y recientemente en la industria automotriz y aeroespacial. Las empresas nacionales dedicadas al diseño y/o fabricación de componentes electrónicos son muy escasas, por lo que no se logra cubrir la demanda, de modo que las empresas OEMs y EMS instaladas en México deben recurrir a importaciones, expone la SE.

De los componentes necesarios para la fabricación de televisiones en México, por ejemplo, se estima que cerca del 94 por ciento de ellos son importados, lo que representa grandes oportunidades para la inversión.

CAPITAL HUMANO

La instalación de centros de desarrollo e innovación, de empresas como Continental o Harman, conllevan a la creación de productos electrónicos y tecnológicos específicos, lo que también permite especializar al capital humano en la entidad.

En Querétaro se registraron 104 mil 48 personas ocupadas en la fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos en 2018, según el INEGI. Esto significó un aumento de 68.9 por ciento, frente al año 2013.

Del Prete Tercero indicó que en Querétaro se colabora de forma importante en la generación de talento en la industria de electrónicos. “Ya lo anunciábamos hace un par de meses, el primer diplomado de software embebido, que tiene que ver con electrónicos directamente, por ejemplo; también, ha habido importantes inversiones en la industria de electrónicos, como es el anuncio del Centro de Ingeniería de Harman, y la reciente inauguración del Centro Nacional de Pruebas que se instaló en el Parque Industrial Querétaro”, refirió.

“Estamos levantando la mano, hay estados que están mucho más evolucionados en esta industria, sin embargo, Querétaro ve que hay oportunidad ahí”, afirmó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *