“El centro histórico se ve tranquilo, respirando, tomándose una pausa para recibirnos cuando todo esto acabe”: Ricardo Azarcoya

Klever Business Media / Alan Córdoba

Canon Academy, realizó, por medio de la plataforma Facebook live “Como hacer un registro fotográfico en tiempos de contingencia sin salir de tu casa” teniendo como invitado especial al fotógrafo documental y embajador de Canon, Ricardo Azarcoya, donde en interacción con el público compartió experiencias, tips y sus últimos trabajos desde sus balcones.

Aseguró que el confinamiento no es un pretexto para los fotógrafos al dejar de realizar su trabajo; con altas expectativas, invitó a todos los aficionados y profesionales del mundo a dar a conocer, por medio de las imágenes, su particular punto de vista de la pandemia.

Destacó que, en el arte de captar imágenes, el objetivo principal es contar una historia, relatar una verdad a partir de distintos puntos de vista, colores o esencias; aseguró que el mundo, con COVID o sin él, está lleno de historias por plasmar.

“Mi trabajo es contar historias, es algo que siempre me ha apasionado, y entre más lo pienso, la comunicación del ser humano se basa en los relatos. Todos pueden hacer fotografía, contar algo de distintas maneras; el poder de esta disciplina está en que nos hace sentir, conectar desde un punto de vista humano, nos hace reflexionar que una imagen puede empezar un cambio”, afirmó.

Remarcó que uno de los mayores retos en su profesión es captar fotografías para una huella en el mundo tan ajetreado en el que se vive; resaltó que es a través de las imágenes que se tiene la oportunidad de contar lo que se vive hoy en día; hacer memoria, sin importar el lugar en el mundo o la edad, sostuvo que es un momento histórico en la evolución de la humanidad.

A los jóvenes fotógrafos, les aconsejó empaparse de información sobre el tema que quisieran captar, ir en búsqueda de una verdadera historia antes de congelar la imagen. Añadió que el confinamiento es el momento indicado para encontrar inspiración, ser creativos, tomar una pausa y hacer cosas nuevas.

“Hoy en día, el acceso a la información es increíble, pero las verdaderas historias nunca las encontraran en internet; tienen que sentirlas, leer, ver, escuchar, al momento de hacer fotografías tienes que estar lo suficientemente cerca para crear intimidad con tu espectador”, confesó.

Acerca de su nuevo proyecto “Coronavirus pandemia. Una mirada desde mi balcón en cuarentena”, explicó que el centro de la ciudad de Querétaro fue su lugar predestinado, enfocó sus tomas para contar su propio relato del confinamiento de su departamento, valorando los horarios de luz, de oscuridad, de soledad en las calles.

Azarcoya describió la singularidad del cambio visual cuyo balcón le ofrecía día con día para capturar un relato que aún no tiene un final. Sus fotos contienen imágenes de la intimidad de una ciudad en el borde de una emergencia; con matices que e forma muy peculiar abrazan la vista del espectador.

“Ha sido interesante el aprender a ver a través de mis balcones, de fotografiar el distanciamiento social en la ciudad, en sus casas, en sus alrededores, caminando por la calle. Pude observar como esas calles que siempre tenían muchas personas se quedaron vacías, como la gente se relajó en algún punto y volvió a salir, como se inundaban de cubrebocas las aceras”, relató.

Fotografías de las plazas dentro del centro histórico cerradas, bancas clausuradas, el Andador Libertad en plena penumbra. Así, Azarcoya remarcó que las fotografías que sean tomadas el día de hoy serán atemporales, y en diez años seguirán generando memorias y sentimientos de los que el mundo entero está viviendo.

Antes de concluir la dinámica por medio de la plataforma auspiciada por Canon Academy, reiteró su invitación a los espectadores para tomar sus cámaras, si lo requieren acercarse con los expertos y plasmar la manera en que están viviendo la cuarentena, expresando un mensaje de consciencia y esperanza en torno al gran esfuerzo de todas las personas para salir adelante.

“El centro histórico se ve tranquilo, respirando, tomándose una pausa para recibirnos cuando todo esto acabe. Debemos estar conscientes que falta menos de esta cuarentena; muy pronto saldremos a fotografiar, ver y sentir los paisajes que nos ofrece el mundo”, acentuó.

Tras este proyecto Ricardo mencionó que existen más por delante, una vez terminada la cuarentena; trabajos con temas especiales y propios mexicanos, llenos de miles de historias por contar.

Plática con nuestro Embajador Ricardo Azarcoya

Únete a nuestra transmisión en vivo y despierta tu creatividad de la mano de Ricardo Azarcoya. Con tu participación podrás ganar un curso en línea con Canon Academy.

Posted by Canon on Thursday, May 21, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *