Sigmund Freud: Controla el Estrés

Fecha: 2017-04-04
Fuente:KLEVER Business Media

Sigmund Freud: Controla el Estrés

Si Sigmund Freud, padre del psicoanálisis e ícono de la psicología, volviera a la vida y nos hablara sobre estrés, seguramente estaría muy sorprendido.



Este hombre, que vino a revolucionar la psiquiatría y la psicología clínica, murió en 1939. Por lo que si abriera los ojos en nuestra época, probablemente esperaría que con toda la tecnología, opciones y oportunidades que tenemos, este mundo fuera muy placentero. De hecho, uno de los principios que de acuerdo a su teoría rigen el funcionamiento mental es el principio del placer. Y sin embargo, lo que encontraría es que este es un mundo de presión.

Presión por ser el mejor padre, esposo perfecto, amigo perfecto… Presión por ser un líder, ser jefe; presión por ganar más, generar más ingresos para una mejor casa, un mejor coche, la mejor escuela; y no acabamos de comprar algo cuando ya queremos comprar algo mejor. Presión por competir y GANAR en todo.

Freud podría explicarnos como nos hemos tatuado en el inconsciente un hombre/mujer ideal tan inalcanzable, que vivimos ensimismados en TENER más y más en todos los sentidos, y nos hemos olvidado de SER.

Nos quedamos atorados en la búsqueda de la satisfacción, y nos perdemos el placer de sumergirnos en las cosas realmente importantes. Como por ejemplo, alargar los abrazos de buenas noches, en vez de quejarnos por tener que trabajar al día siguiente. O correr tanto en el día a día que olvidamos ser más amables… con los demás y con nosotros mismos. Saborear un buen café, sin prisas, sorbo a sorbo… Trabajar en lo que amamos, en vez de en lo que paga más…

“Pareciera que todo tiene que ser rápido: fast food, slim fast, fast money… Una carrera hacia una meta inalcanzable.”

Así que, aunque la realización inmediata de todos los apetitos es imposible, si creo que Freud nos aconsejaría tomar todo con más calma. Dejar de HACER todo el tiempo, y concentrarnos más en SER.

Bailar, amar, sonreír, dedicarles espacio a las personas importantes. Sobre todo, porque no sabemos cuánto tiempo nos queda para disfrutar esta maravillosa experiencia llamada vida.

Contacto: terialejo1@gmail.com

 
 

 

 
 

LO MÁS LEIDO


 
 

EDICIÓN
IMPRESA