Reino Unido pierde 6 mdd por hora por el 'brexit'

Fecha: 2019-03-27
Fuente:CNN Expansión

Reino Unido pierde 6 mdd por hora por el 'brexit'

Las consecuencias de un 'brexit' sin acuerdo serían peores que la crisis financiera de 2008, estimó el Banco de Inglaterra.



El brexit ha sido pospuesto, y eventualmente podía ser cancelado. Pero ya ha hecho un gran daño a la economía del Reino Unido.

La votación para abandonar la Unión Europea en junio de 2016 provocó que la libra se debilitara drásticamente y dio inicio a años de incertidumbre que ha decrecido la actividad económica y ha disparado una caída en las inversiones.

La economía es ahora 2% más pequeña de lo que habría sido si el Reino Unido hubiera elegido permanecer en el bloque, según el Banco de Inglaterra. La producción económica perdida desde el referéndum tiene un valor de alrededor de 800 millones de libras (1,000 millones de dólares) por semana, o 4.7 millones de libras (6 millones de dólares) por hora.

Las consecuencias económicas se han acumulado a pesar de que aún no se han producido cambios estructurales en la relación comercial de Gran Bretaña con las naciones de la UE o con el resto del mundo.

Gran Bretaña ha continuado vendiendo bienes y servicios en la Unión Europea, su mayor socio comercial, a medida que los políticos han trabajado en negociar el divorcio. Ha sido fácil para las empresas del Reino Unido contratar trabajadores de la UE y mantener las cadenas de suministro que atraviesan las fronteras nacionales.

Sin embargo, no ha habido claridad sobre los términos del comercio futuro en el Reino Unido durante casi tres años, lo que dificulta que las empresas planifiquen para el futuro. Las inversiones se han retrasado o cancelado, y muchas empresas han invertido millones en realizar planes para el peor de los escenarios: un brexit desordenado.

Con la política del Reino Unido en un caos, todavía hay un riesgo de que el país deje a la Unión Europea sin un acuerdo de transición para proteger el comercio. El Banco de Inglaterra ha dicho que las consecuencias de ese escenario serían peores que la crisis financiera de 2008.

La gran ralentización del brexit

El Reino Unido era la economía del G7 de más rápido crecimiento cuando los votantes acudieron a las urnas en 2016. La acción de emergencia del Banco de Inglaterra ayudó a la economía británica a evitar la recesión que algunos habían pronosticado seguiría a un voto a favor del brexit, y el desempleo sigue siendo muy bajo.

Pero el país igualmente descendió hacia el final del ranking del G7. El crecimiento económico se ha desplomado desde un ritmo anual de alrededor del 2% a menos del 1% en la actualidad.

La inversión de las empresas británicas se estancó después del referéndum y luego se hundió un 3.7% en 2018. Mientras tanto, el resto del G7 ha visto crecer la inversión empresarial en aproximadamente 6% anual desde la votación. Y la confianza empresarial en Gran Bretaña se ha desplomado al nivel más bajo en casi una década.

“La razón de este bajo desempeño en relación con el resto del mundo es, creo, la incertidumbre que rodea la perspectiva del brexit”, dijo Gertjan Vlieghe, miembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra, en un discurso el mes pasado.

Las afectaciones también se han sentido en los hogares. La libra se desplomó 15% frente al dólar después de la votación de 2016, lo que elevó el precio de los bienes importados. Eso estimuló la inflación y contribuyó a una disminución en el valor de los salarios de las personas.

Trauma empresarial

Los ejecutivos han reaccionado ante la incertidumbre intentando realizar pruebas del brexit en sus negocios.

“Está claro que la inacción política ya ha tenido consecuencias económicas; muchas empresas han frenado sus decisiones de inversión y reclutamiento como resultado de la incertidumbre en curso”, dijo Adam Marshall, director general de la British Chambers of Commerce, un grupo de presión empresarial.

Muchos bancos han establecido nuevas oficinas en Alemania, Francia, Irlanda y otros países de la UE para salvaguardar su negocio regional tras el brexit. Las empresas de servicios financieros también han tenido que mudar activos considerables para satisfacer a los reguladores de la UE. Activos por un valor de al menos 1 billón de libras (1.3 billones de dólares) están saliendo del país, según la consultora EY.

Sony y Panasonic trasladarán su sede europea a los Países Bajos.

Las empresas manufactureras, que necesitan que sus cadenas de suministro funcionen sin retrasos, también han hecho cambios. Nissan ha desechado los planes para construir un nuevo modelo en el Reino Unido, citando la incertidumbre sobre el brexit. El grupo de ingeniería alemán Schaeffler cerrará dos de sus tres fábricas en Gran Bretaña por la misma razón.

El mayor riesgo

El escenario más peligroso, un brexit desordenado, todavía podría suceder.

El jueves, los líderes de la UE concedieron al Reino Unido una breve demora para el brexit, pero el país aún podría salir estrepitosamente del bloque a menos que los legisladores del Reino Unido acuerden un camino a seguir.

Los principales funcionarios de la Confederation of British Industry y del Trades Union Congress dijeron el jueves que Gran Bretaña se enfrenta a una “emergencia nacional” si los políticos permiten que eso suceda.

“Las empresas y comunidades en todo el Reino Unido no están preparadas para este resultado. El impacto en nuestra economía será resentido por las generaciones venideras”, escribieron en una carta a Theresa May, la primera ministra del Reino Unido.

 
 

 

 
 

LO MÁS LEIDO


 
 

EDICIÓN
IMPRESA