¿Por qué no funciona la inteligencia artificial en las empresas?

Fecha: 2019-03-28
Fuente:Dinero en Imagen

¿Por qué no funciona la inteligencia artificial en las empresas?

La mayoría de los ejecutivos son seleccionados por su capacidad de comunicarse con otras personas.



¿Por qué es tan grande la brecha entre lo que anhelan las empresas en relación a la inteligencia artificial y su adopción real? La respuesta no es primordialmente técnica. Es empresarial y cultural. Ha surgido una brecha masiva de habilidades y lenguaje, entre las personas claves que toman las decisiones en la empresa y sus equipos de inteligencia artificial.

El problema es que la mayoría de los ejecutivos son seleccionados por su capacidad de comunicarse con otras personas. Quienes desarrollan soluciones de aprendizaje automático para los problemas de la empresa, son seleccionados por su capacidad de comunicarse con las máquinas. Estos dos grupos no pueden comunicarse entre sí de manera productiva, no lo hacen ni lo harán.

Tenemos que cerrar esta brecha. Las empresas requieren personas que puedan comunicarse tanto con las máquinas como con la gente, y necesitan personas en altos niveles que se especialicen en comunicarse con las máquinas.

Una parte del problema es la lengua franca actual de las empresas. La proliferación de economistas en las facultades de negocios desde la década de 1960, ha contribuido a la producción de un sistema de lenguaje común que los ejecutivos emplean para planear sus acciones y justificar sus decisiones. En una época en que la competencia depende de algoritmos y conjuntos de datos masivos distribuidos, este lenguaje es inadecuado.

Para recuperar terreno, las empresas tienen que cambiar la forma en que se comunican y la manera en que identifican los problemas. Tienen que ofrecerles a sus ejecutivos que no son técnicos capacitación en razonamiento algorítmico y computacional.

Es igual de importante que las empresas desarrollen las bases de las habilidades sociales, y comunicativas de los miembros de su equipo técnico. Funcionar de manera competente en un equipo de alta gerencia o en una reunión de directivos implica mucho más que dar informes precisos, ofrecer razonamientos válidos, tener pensamiento crítico o tomar decisiones.

Implica encontrar modos y medios de expresión exitosos. Estas aptitudes interpersonales son las más difíciles de desarrollar y manejar. Sin embargo, son tan importantes para los empleados técnicos como para cualquier otra persona.

Las estrategias de inteligencia artificial fracasan porque la inteligencia artificial es un medio, no un fin. No obstante, para que las empresas superen el problema y se concentren en el potencial verdadero que ofrece la inteligencia artificial, tendrán que comenzar con la forma de comunicarse.

 
 

 

 
 

LO MÁS LEIDO


 
 

EDICIÓN
IMPRESA