Los demócratas tienen en la mira a los hombres del presidente Trump

Fecha: 2019-06-12
Fuente:CNN Expansión

Los demócratas tienen en la mira a los hombres del presidente Trump

Los legisladores de oposición quieren obligar a cooperar con sus investigaciones al secretario de Justicia, William Barr, y el exabogado de la Casa Blanca, Don McGahn.



El martes, 11 de junio, los demócratas ejercerán sus poderes de supervisión sobre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y reunirán todo el poder de la Cámara de Representantes para obligar a cooperar a dos de los hombres del presidente.

La Comisión Judicial de la Cámara de Representantes tiene un triunfo que celebrar luego de haber obligado al secretario de Justicia, William Barr, a entregar parte del material con supresiones del informe de Mueller tras semanas de retrasos que coinciden con el intento de la presidencia de obstaculizar la labor de vigilancia de los demócratas.
Con este acuerdo se evitó votar para declarar a Barr en desacato y se da a la presidenta de la cámara, Nancy Pelosi, nuevas pruebas qué presentar a la inquieta directiva de su partido para demostrar que su estrategia de investigar en vez de buscar un juicio de destitución está funcionando.

En su lugar, la Cámara votará una moción para autorizar al Comité Judicial de la Cámara de Representantes a acudir a los tribunales para hacer cumplir las citaciones judiciales contra el exabogado de la Casa Blanca, Don McGahn, y si es necesario, Barr si la tregua resulta efímera.

La cámara entrará en acción mientras los demócratas redoblan esfuerzos para darle una nueva cara a las consecuencias políticas del escándalo de Rusia y alertar a la opinión pública sobre los hallazgos complejos y desconcertantes de Robert Mueller.

Sin embargo, la resolución que se pretende emitir en contra de Barr y McGahn, también reflejará que hay pocas probabilidades de infligirle un daño político real a Trump.

El lunes, durante una interesante emisión televisiva, John Dean, asesor de la presidencia de Nixon y colaborador de CNN , dijo a una comisión de la cámara baja que había paralelismos entre la conducta de su antiguo jefe y la de Trump.

En la entrevista, hubo una comparación histórica entre el Dean de hoy y el Dean joven, un testigo estrella que en 1973 declaró que Richard Nixon sabía del encubrimiento del Watergate y ayudó a echar al presidente.

Pese a que esta muestra de dramatismo y otros acontecimientos recientes siguen siendo pasos que llevan poco a poco hacia el desquite contra Trump, parece que es poco probable que satisfaga a una minoría demócrata que va creciendo y que exige un juicio de destitución.

Estas tensiones podrían avivarse aún más debido a la rápida estrategia de defensa política de Trump, que también depende del apoyo de una prensa conservadora que lo aísla ante sus bases.

Como ejemplo de sus tácticas, Trump atacó al "desgraciado" Dean en Twitter. Dean se declaró culpable de obstrucción a la justicia en la presidencia de Nixon, pero ahora muchos historiadores lo consideran un denunciante importante.


El presidente de Estados Unidos dice que de no aprobarse en el legislativo el acuerdo migratorio alcanzado con México, reactivará el conteo para los impuestos a exportaciones mexicanas.
SharePlay Video
"¡No hubo colusión, no hubo obstrucción! ¡Los demócratas nada más quieren otra oportunidad que nunca tendrán!", tuiteó Trump.

Algunos críticos creen que es más siniestro que el Departamento de Justicia haya dado nuevos detalles sobre el plan de la presidencia de investigar a los investigadores que abrieron la pesquisa del FBI sobre los presuntos lazos del equipo de campaña de Trump con Rusia.

La investigación tendrá "un alcance amplio y multifacético" y se examinará la conducta de las agencias de inteligencia, tanto de Estados Unidos como del extranjero, "así como a organizaciones no gubernamentales y a individuos", señaló el Departamento en una carta dirigida a la Comisión Judicial.

El acuerdo entre Barr y Jerry Nadler, presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, le ofrece algo a ambas partes.

Barr, uno de los personajes más polémicos y poderosos del Washington de Trump gracias a su manejo del informe de Mueller, escapará al estigma de que el Congreso lo declare en desacato.

Con el acuerdo, la Casa Blanca también tendrá un argumento para contradecir a los demócratas que afirman que está emprendiendo un esfuerzo enorme para obstruir sus investigaciones.

Nadler obtiene al menos parte de la información suprimida que ha estado buscando y que dice que necesita para actuar con base en los hallazgos del fiscal especial.

Sin embargo, nos esperan más conflictos porque los demócratas quieren ver pruebas relacionadas con casos en curso o con material de jurados de acusación que se supone que tienen que permanecer reservados.

"Creo que es algo bueno, pero no es nada cercano a lo que queremos y para eso tendremos que esperar, a ver si nos dan más", dijo Steve Cohen, diputado demócrata por Tennessee. "Si no lo hacen, iremos más allá", agregó el legislador a Brianna Keilar, de CNN.

Pese al acuerdo, la cámara procederá con la votación sobre la resolución para darle a Nadler facultades para pedirle a un tribunal federal que obligue a McGahn y a Barr a obedecer las órdenes que la comisión emitió.
La Casa Blanca le ha dicho a McGahn que no obedezca la orden de rendir testimonio como parte de la investigación de la Comisión Judicial sobre la obstrucción a la justicia tras invocar el privilegio ejecutivo.

Se avecina un gran conflicto de separación de poderes luego de que Trump invocara el privilegio ejecutivo en un sentido general sin precedentes; al parecer, es probable que esto desate un duelo fatídico en los tribunales.


Este proyecto de ley en California podría dejar fuera de las elecciones a Trump
Un proyecto de ley en el estado de California señala que los candidatos presidenciales deben dar a conocer sus declaraciones de impuestos de los últimos 5 años, algo que el presidente no ha publicado.
SharePlay Video
La resolución de la cámara baja será un avance tangible en la estrategia de la investigación de los demócratas.

Es probable que el acuerdo también potencie el poder de Nadler en disputas futuras con el Departamento de Justicia y, por ahora, servirá para evitar el costo y el resultado incierto de una acción judicial.

"Estos documentos nos permitirán ejecutar nuestros deberes constitucionales y decidir cómo responderemos a las acusaciones que el fiscal especial presentó contra el presidente", dijo Nadler.

'El tiempo corre'

El enfrentamiento por el informe de Mueller es tan solo uno de los frentes de la campaña demócrata por investigar y exponer a la campaña de Trump, a su presidencia y su vida financiera.

Pelosi, consciente de que es muy poco probable que los republicanos en el Senado voten a favor de presentar cargos contra Trump en un juicio de destitución, está renuente a proceder en ese sentido.
Lo que ella quiere es pintar un panorama de corrupción, abuso de poder e incompetencia a través de las investigaciones de la cámara baja, mismo que los demócratas pueden presentarles a los electores para convencerlos de que Trump no es apto para un segundo mandato.

Pese a que hasta ahora Pelosi ha logrado que la mayoría de los miembros respalden su estrategia —que actualmente no contempla una investigación para un juicio de destitución—, la dirigencia de su partido está cada vez más inquieta.

Jamie Raskin, diputado demócrata por Maryland, dijo el lunes, 10 de junio, que los demócratas deberían presionar para llevar a cabo el juicio de destitución porque Mueller presentó 10 ejemplos de posible obstrucción de parte de Trump. Dijo que los demócratas deberían hacerlo en 2019 porque sería políticamente difícil hacerlo en año de elecciones. "El tiempo corre", sentenció.

Sin embargo, agregó que Pelosi "es un genio de la política y no voy a poner en duda su criterio político".

Este nuevo debate sobre el juicio de destitución ocurre luego de que se intensificara el pleito personal entre Pelosi y Trump.

Trump reaccionó con furia a los reportajes de que la presidenta de la cámara baja les había dicho a los legisladores que le gustaría verlo en la cárcel, no bajo un juicio de destitución.
"Es una persona desagradable, vengativa y horrible", dijo Trump en entrevista con Fox News, a principios de junio.

La comparecencia de Dean, el lunes, degeneró rápidamente en el clásico circo partidista que suele verse en las audiencias de la cámara porque los demócratas quisieron encontrar paralelismos entre Nixon y Trump; los aliados republicanos de Trump dijeron que Dean está sesgado y algunos legisladores incluso parecían dispuestos a volver a discutir el escándalo de Watergate.

Dean, a quien los demócratas llamaron para dar perspectiva histórica, sostuvo que el informe de Mueller ofrece "una hoja de ruta" para el juicio de destitución, como ocurrió con el escándalo del Watergate y Nixon.

 
 

 

 
 

LO MÁS LEIDO


 
 

EDICIÓN
IMPRESA