La sombra de la trama rusa seguirá a Trump en su campaña hacia 2020

Fecha: 2019-04-01
Fuente:CNN Expansión

La sombra de la trama rusa seguirá a Trump en su campaña hacia 2020

Demócratas y republicanos quieren centrarse en el aumento del costo de la atención médica, en el sistema de inmigración y en el estado de la economía, pero no dejan ir el informe de Mueller.



Es cada vez más probable que la campaña presidencial estadounidense rumbo a 2020 se centre en el aumento del costo de la atención médica, en la disfunción del sistema de inmigración y en el estado de la economía, no en el legado venenoso de las elecciones de 2016.

Sin embargo, el triunfalismo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la lucha de poder que crece en Washington luego de la investigación de Robert Mueller , demuestran que aunque ambos partidos se están preparando para la siguiente carrera a la Casa Blanca, las amargas recriminaciones por la interferencia de Rusia en las elecciones seguirán reverberando durante meses.

"La ilusión de la colusión ha terminado", dijo Trump ante una multitud eufórica en Michigan, el 28 de marzo, en su primer mitin desde que el fiscal especial terminó la investigación. Trump declaró que la nube "falsa, corrupta y desagradable" se disipó sobre la Casa Blanca.

"Exoneración total. Reivindicación completa", dijo Trump en un discurso proselitista agresivo que indicó que el centro de su mensaje electoral será su afirmación de victoria sobre el "Estado profundo" y las "patrañas ridículas" de los demócratas.

Lee: Cancelar el 'Obamacare', un nuevo dolor de cabeza para Donald Trump

Por otro lado, los demócratas están pregonando que la administración republicana "collona" está llevando a cabo un encubrimiento con el retraso en la publicación de los hallazgos completos de Mueller porque no quieren que los estadounidenses vean evidencia que podría ser dañina para Trump.

"Entre más pronto puedan darnos la información, más pronto podremos hacer un juicio al respecto", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el jueves, 28 de marzo.

Pensando en Rusia

Se esperaba que la investigación de una persona tan respetada como Mueller fuera concluyente tras más de dos años de sospechas y recriminaciones suscitadas por una operación de inteligencia del Kremlin para ayudar a Trump a llegar a la Casa Blanca.

Además, Pelosi dio señas de que quería llevar a su partido al escenario de un posible juicio político, pero decidió atender a los temas que ayudaron a los demócratas a ganar la Cámara de Representantes en las elecciones intermedias de 2018.

Pero a cuatro días de que el secretario de Justicia, William Barr, publicara un resumen de los hallazgos del informe, queda claro que en Washington todavía no sanan las heridas de uno de los periodos más turbulentos de la historia moderna de Estados Unidos.

Lee: Tras celebrar la victoria por el informe de Mueller, Trump abre un nuevo frente

El 28 de marzo se reveló que el informe de Mueller tiene más de 300 páginas, lo que avivó las sospechas de los demócratas sobre que la sinopsis de Barr era un intento por proteger a Trump de pruebas que podrían dañarlo políticamente.

No está claro qué proporción del informe se centra en la operación de inteligencia de Rusia, diseñada para ayudar a Trump a quedarse con el poder, y qué proporción se dedica a la conducta de Trump y sus asistentes en las elecciones de 2016 y posterior.

Sin embargo, los demócratas están furiosos de que Barr le haya dado a Trump el marco político del informe y la oportunidad de afirmar, erróneamente en su opinión, que el informe lo absuelve.

Recomendamos: Moscú se regodea con el resultado de la investigación de Mueller

"No necesitamos que nos lo interprete. Fue condescendiente, arrogante, no fue lo correcto", dijo Pelosi, refiriéndose a Barr.

Pelosi también defendió a Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, de los ataques de Trump y de los republicanos, quienes exigieron su renuncia por decir que Trump estaba coludido con los rusos.

"Simplemente tienen miedo. Les da miedo la verdad, les da miedo la competencia, les da miedo un líder al que en el país se reconoce por ser sereno, profesional y patriota", dijo Pelosi. "Creo que son unos collones. No saben qué hacer, así que tienen que atacar".

Acto de equilibrismo

Pelosi tendrá que tomar una decisión difícil ahora que Barr publicó su resumen, ya que no cumplió las expectativas de algunos demócratas.

Pelosi quiere empezar a centrarse en la clase de temas —los servicios de salud y la desigualdad económica, por ejemplo— que ayudaron a los demócratas a recuperar la cámara baja en 2018 mientras traza el curso hacia las elecciones de 2020.

Lee: Todo lo que debes saber sobre la investigación de la trama rusa y Trump

Pese a todo, los demócratas tienen la responsabilidad constitucional de hacer su propia evaluación de las pruebas que Mueller encontró para poner a prueba la validez de las conclusiones a las que llegó Barr, quien criticó la teoría de Mueller sobre la obstrucción mucho antes de que lo nominaran a la secretaría de Justicia.

Según las encuestas de salida, la investigación sobre Rusia no era uno de los cuatro temas más importantes que motivaron a los electores en los comicios intermedios. Los servicios de salud, la inmigración, la economía y los reglamentos sobre armas tuvieron mucha más importancia política. Sin embargo, las encuestas de esta semana también indican que la intervención de Barr no ha servido de nada para satisfacer la curiosidad de la gente sobre la investigación sobre Rusia.

Casi seis de cada diez estadounidenses que participaron en una encuesta que CNN publicó a finales de marzo quieren que el Congreso celebre audiencias sobre el informe de Mueller. Casi nueve de cada diez demócratas (el 88%) dijo que el Congreso debería celebrar audiencias, en comparación con el 17% de los republicanos que piensan lo mismo.

En una encuesta reciente de CBS, tres cuartas partes de los participantes —entre ellos la mayoría de los demócratas y de los republicanos— creen que se debe hacer público el informe completo de Mueller.

Lee: ¿Tiembla Trump? Mueller cierra su investigación sobre las elecciones de EU

Los datos de las encuestas explican la guerra partidista que se libra tras el cierre de la investigación de Trump.

Los demócratas tienen bastante margen entre sus partidarios para seguir con el escrutinio al Departamento de Justicia y para aprovechar las pruebas del informe que dejen mal parado a Trump.

Incluso Barr señaló que al no llegar a una conclusión en la acusación de obstrucción, Mueller no había exonerado a Trump, así que es probable que el informe tenga aspectos políticamente dañinos aunque no lleguen al juicio político.

Schiff en la mira

Los republicanos también tienen buenas razones para aprovechar que Mueller salió de escena, ya que la idea de que Trump quedó reivindicado y que ahora lo persiguen injustamente resuena con las bases republicanas.

Kevin McCarthy, líder de la minoría en la Cámara de Representantes, se valió de la carta de Barr para decir que los esfuerzos de supervisión de los demócratas son fútiles y un ejemplo de abuso de autoridad, mensaje que seguramente sostendrá al Partido Republicano hasta las elecciones de 2020.

"¿Estados Unidos de verdad cree, o Adam Schiff de verdad cree que sabe más que Mueller? ¿Que 40 agentes del FBI, 19 abogados, 2,800 órdenes de comparecencia y 500 testigos en 13 países que dicen que no hubo colusión?".

OPINIÓN: Así es el nuevo espionaje

Schiff, quien no está dispuesto a reconocer que Trump no se coludió con los rusos, surgió como uno de los blancos principales del aparato mediático conservador pro-Trump, que ha pasado de satanizar a Mueller a atacar a los enemigos políticos de Trump.

Trump les dio órdenes a sus tropas en un tuit matutino.

"¡Deberían obligar al congresista Adam Schiff, quien pasó dos años mintiendo y filtrando información consciente e ilegalmente, a renunciar al Congreso!", tuiteó Trump.

Horas más tarde, Schiff estaba bajo asedio en su propia comisión.

El republicano Mike Conaway, quien dirigió la investigación sobre Rusia de la comisión en la legislatura previa, mayormente republicana, leyó una carta extraordinaria en la que se acusa a Schiff de abusar de su cargo para promover "información falsa".

"Sus actos, tanto previos como actuales, son incompatibles con sus deberes de presidente", dijo Conaway. "No tenemos fe en su capacidad de cumplir sus obligaciones".

Sin embargo, Schiff se mantuvo firme y les preguntó a los republicanos si creían que estaba bien que los familiares y los miembros del equipo de campaña de Trump se reunieran con los rusos en la Trump Tower en 2016 con la promesa de recibir "mugre" de Hillary Clinton.

"No creo que esté bien. Creo que es inmoral, creo que es poco ético, creo que es antipatriótico y sí, creo que es corrupto, prueba de colusión", dijo Schiff. "El día que pensemos que está bien será el día en el que miremos atrás y digamos que ese el día en el que Estados Unidos perdió el rumbo".

Una vez más, Washington está enredado en pugnas partidistas, lo que nos recuerda, en caso de que lo hayamos olvidado, que el esfuerzo de Rusia por meterles el pie a las instituciones democráticas estadounidenses sigue dando frutos.

 
 

 

 
 

LO MÁS LEIDO


 
 

EDICIÓN
IMPRESA