La dosis de liderazgo e inspiración para conseguir lo que queremos

Fecha: 2019-03-09
Fuente:Forbes México

La dosis de liderazgo e inspiración para conseguir lo que queremos

Enriquecer la mente, ampliar los horizontes, guiar a otros para obtener mejores resultados, así como añadir valores y congruencia a nuestras vidas, son acciones que impulsan el crecimiento y la mejora continua de cada individuo.



Cuando escuchamos la palabra liderazgo, generalmente la asociamos a un conjunto de atributos que poseen ciertas personas, estos pueden ser virtudes, talentos o capacidades para sobresalir y dirigir o inspirar a otros, sin embargo no logramos percatarnos que el liderazgo implica mucho más.

Liderazgo podemos entenderlo como el conjunto de habilidades que nos permiten dirigir e influir en el ser y en el hacer de un individuo para que realice su trabajo con entusiasmo y con calidad logrando las metas que se ha propuesto. Hay muchas otras definiciones de liderazgo, pero en este artículo queremos fundamentarnos en la convicción de que todos los individuos tenemos la capacidad de dirigir nuestra propia vida y si lo hacemos con una gran dosis de inspiración, talento y motivación, seguramente nuestros logros serán más y mejores.

Todas las personas deberíamos saber que tenemos habilidades y actitudes en potencia, pero en muchas ocasiones no las liberamos, no las desarrollamos, no las aprovechamos, ¿por qué sucede esto? Una posible respuesta radica en nuestros rasgos de personalidad, en nuestro carácter, el cual en conjunto con nuestra educación y el contexto socio cultural que nos rodea, nos lleva a aprender convencionalismos, formas de ser y hacer que imitamos o reproducimos sin permitirnos la posibilidad de probar otras formas.

La realidad es que sin importar cuáles son nuestras circunstancias, nuestra mayor limitación puede ser el espíritu dentro de nosotros mismos. ¿Cómo podemos impulsar nuestra vida hacia algo mejor?

Cuando uno se siente bien, se ve bien y lo demás lo ven bien, es entusiasta y como está satisfecho consigo mismo es capaz de ayudar a otros, es capaz de ver con mayor claridad y apreciar la salida dentro de una situación problemática. Entonces creo que vale la pena intentarlo ¿no es así?

El primer paso sin duda es reconocerse, tenga claro ¿cuáles son sus fortalezas y sus debilidades? ¿qué talentos posee? ¿qué suele ser difícil para usted? ¿cómo puede lograr el mayor provecho de usted? Mírese al espejo en cuerpo entero, aprenda a resaltarlo que le gusta de usted y aquello que no le gusta ¿lo puede cambiar o mejorar? ¡Pues entonces manos a la obra! Este primer paso le dará impulso porque invertirá tiempo y esfuerzo en usted mismo.

Después de su imagen habrá que trabajar en su actuar, el Dr. Niven, en su libro Los 100 secretos de la gente exitosa, nos dice: “La competencia comienza por sentirse competente” por ello es fundamental trabajar en su autoimagen y después en su forma de actuar con los demás, aplique esa máxima de no hagas a los demás lo que no quiera que te hagan a ti.

Añada valor a su vida, esto significa que debe encontrar y apreciar el gran significado que tiene su posición en la familia, en el trabajo y en la sociedad. No vaya por la vida con la urgencia de sobrepasar a los demás, por el contrario, enfóquese en servir a los demás. Usted debe hacer importante su posición en el trabajo cuando la valora, dice J. Maxwell “si nos enfocamos en estar en otro lugar porque pensamos que es mejor, nunca disfrutaremos donde estamos ni haremos nada para triunfar”. Sin duda su pasto es más verde que el de su vecino, pero usted está demasiado ocupado viendo los prados de los demás para notarlo.

¡Haga buenas inversiones! ¿De qué? De tiempo y de esfuerzo, el cambio es posible pero no es fácil, por eso es fundamental que comience ya. Cuando vamos alcanzando pequeñas metas, el entusiasmo crece, lo importante es mantenerse así y el paso logrado será sin duda de enormes proporciones.

Amplíe sus horizontes, seguramente ha escuchado decir que un líder tiene una visión que le guía y es cierto, si usted no ve más allá de lo evidente para todos eso lo limitará, intente nuevas formas de enriquecer su mente, sus sentidos, escuche música, baile, haga deporte, viaje, lea, pinte o dibuje, necesita estimulación para lograr ver más allá.

Busque coherencia y congruencia en su vida, viva conforme a lo que usted valora y ponga esfuerzo en la mejora continua, su actuar y su pensar deben estar bien en usted y en lo que vive todos los días, de esa forma será un verdadero líder para su vida e inspirará a otros a serlo, habrá logrado dirigir su propia existencia.

Aprenda a proyectar lo que quiere en su vida, son útiles los ejercicios de planeación porque nos permiten aclarar ¿qué queremos? ¿hacia dónde vamos? ¿qué necesitamos para lograrlo? Visualice a donde quiere llegar y luego trace la ruta más adecuada para llegar, trabaje en ello con constancia y eficacia, cuando llegue deténgase un momento y voltee hacia atrás, sin duda la satisfacción de lo que ha logrado será una gran inspiración para plantearse el siguiente reto.

No olvide que liderar su vida se traduce en conducir todas sus acciones hacia la meta deseada, disfrute del camino, de cada aproximación, ya que a cada paso encontrará experiencia y aprendizaje, esto lo llevará al crecimiento y a la mejora continua.

Por: Dra. Nancy Picazo Villaseñor, coordinadora académica del doctorado en Liderazgo y Dirección de Instituciones de Educación Superior de la Facultad de Educación de la Universidad Anáhuac México Campus Norte.

npicazo@anahuac.mx

 
 

 

 
 

LO MÁS LEIDO


 
 

EDICIÓN
IMPRESA